Revelación estados financieros

Revelación del impacto en los estados financieros por la emergencia ocasionada por el COVID-19

Debido a la emergencia sanitaria generada en todo el planeta por el COVID-19, algunas compañías tendrán la necesidad de revelar en sus estados financieros mediciones alternativas de desempeño, ya que estas destacan el impacto que tiene la pandemia en el desempeño y en la situación financiera y social de las entidades.

Para hacer uso de estas mediciones alternativas de desempeño, tanto las Normas Internacionales de información financieras – NIIF, como varios organismos reguladores como son la Autoridad Europea de Valores y Mercados – ESMA y la Comisión Nacional de Valores de los Estados Unidos – SEC, han emitido varios lineamientos o requisitos, lo que hace que cada entidad deba considerarlos para poder revelar la información correctamente en sus estados financieros.

Es cierto que muchas compañías consideran el uso de las mediciones en sus estados financieros, sin embargo, debido al brote de coronavirus que ha experimentado el mundo entero, se teme que las entidades puedan confundir o incluso engañar a los usuarios de la información financiera, mediante la utilización indebida de las mismas, por tal razón, es importante aclarar que estas revelaciones en los estados financieros, deben ir acompañadas de las descripciones adecuadas para lograr transmitir un mensaje transparente y claro al usuario de los estados financieros.

Adicionalmente, cada entidad deberá evaluar a profundidad, cuáles son las mediciones alternativas de desempeño que utilizaría en sus estados financieros.

En el evento de incluir o modificar alguna medición, se debe validar la implicación que esto trae, los requisitos contables y reglamentarios aplicados, como son:

a) Respecto a las NIIF:

  • La NIC 1 – presentación de los estados financieros, establece que las entidades deben distinguir e identificar de manera clara sus estados financieros conforme a las NIIF de otra información publicada dentro del mismo documento.
  • La NIC 1 – presentación de los estados financieros, generalmente requiere la presentación de partidas específicas, pero únicamente si estas partidas son significativas.
  • La NIC 1 y la NIC 34, presentación de información financiera a fechas intermedias, requieren que se revele por separado el monto y naturaleza de las partidas significativas de gastos o ingresos.
  • Dentro de las NIIF también existe el requisito que obliga a presentar en las notas la información significativa que no haya sido presentada en ningún otro lugar del estado financiero, y que sea relevante para poder entender y/ o analizar la información financiera por parte de los usuarios de esta.

b) Por parte de los entes reguladores:

El objetivo de esto es obligar a las entidades a adoptar buenas prácticas en cuanto a las revelaciones de las mediciones alternativas de desempeño en los estados financieros, teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Unas adecuadas explicaciones (motivo por el cual se presenta), etiquetas (descripción de la medición), imparcialidad (no presentar información adversa), visibilidad (de acuerdo con los requisitos de las NIIF), comparabilidad y uniformidad (comparable con ejercicios anteriores y uniforme en todos los períodos presentados), definiciones (explicación de las bases utilizadas para la determinación) y conciliaciones (conciliarse con la medición de las NIIF más directamente comparable)
  • La Autoridad Europea de Valores y Mercados – ESMA, recomienda a las entidades que en lugar de modificar o incluir nuevas mediciones alternativas de desempeño, se revele a un nivel muy detallado de la información, la cual explique el impacto del COVID-19 en la entidad y su desempeño financiero.

De acuerdo con lo mencionado, las entidades pueden revelar los impactos sufridos de distintas maneras, como opciones se tiene: revelaciones amplias y específicas dentro de las notas a los estados financieros, creación de mediciones que permitan entender de manera clara y transparente el impacto, modificación (las modificaciones aplican de manera retrospectiva) de las utilizadas en períodos anteriores ampliadas al impacto que generó el COVID-19; lo anterior, siempre y cuando se cumpla con los lineamientos antes mencionados, los cuales deben ser ampliados y estudiados cuidadosamente por cada entidad de acuerdo con las normas establecidas, utilizando su propio juicio, con la finalidad de saber cuáles mediciones alternativas de desempeño son más convenientes y como calcularlas.

Asimismo, la entidad podrá optar por utilizar las mediciones alternativas de desempeño nuevas o ajustadas, ya sea dentro de los estados financieros, en otras de sus comunicaciones financieras o en ambos.

Finalmente, la presentación de partidas adicionales debe ir acompañada de revelaciones suficientes que las definan, expliquen su composición y brinden información que mejore su relevancia. Sin embargo, la comparabilidad de las mediciones alternativas de desempeño relacionadas con el coronavirus constituirá un desafío importante para las entidades, si no se cuenta con un método universal o estándar que dicte cómo estructurarlas de forma objetiva.

Angéica

Por: Angélica Rodríguez – Senior de Auditoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *