¿QUÉ-ES-EL-NOMBRE-COMERCIAL-

¿QUÉ ES EL NOMBRE COMERCIAL?

En primera medida, es pertinente poner de presente que cuando se habla de nombre comercial, se hace referencia al signo que identifica la empresa, el establecimiento mercantil o la actividad económica desarrollada.

En ese sentido, de conformidad con el artículo 190 de la Decisión 486 de 2000 de la Comisión de la Comunidad Andina, “se entenderá por nombre comercial cualquier signo que identifique a una actividad económica, a una empresa, o a un establecimiento mercantil”. Desde esta perspectiva, una compañía puede tener varios nombres comerciales, pero solamente una razón social. Tampoco se permite la coexistencia de nombres comerciales idénticos o similares.

Así las cosas, para tener mayor claridad sobre el concepto de nombre comercial, es necesario manifestar que el mismo no es equiparable a la razón social, pues la razón social es la identificación del empresario como persona jurídica, es decir, como sujeto de derecho y obligaciones, sin perjuicio de lo anterior, si bien son conceptos distintos, el nombre comercial eventualmente podrá coincidir con la razón social.

Por otro lado, la composición del nombre comercial no se limita a una o unas palabras, este nombre también puede estar compuesto por dibujos y/o gráficos.

Ahora bien, en nuestro país el nombre comercial se adquiere por el uso real, efectivo y continuo del mismo, en ese sentido, es pertinente aclarar que, si bien existe la posibilidad de depositar (inscribir) ante la Superintendencia de Industria y Comercio el nombre comercial, por sí solo no es constitutivo de derechos y, por el contrario, es meramente declarativo, es decir, que se toma la fecha del depósito como el momento (presunto) en cual se comenzó a hacer uso del nombre comercial, lo anterior, de conformidad con el artículo 605 del Código de Comercio.

Sin perjuicio de lo anterior, es necesario la conservación de las pruebas que evidencian dicho uso, pues esto corroborará la utilización efectiva y continua del nombre comercial, adicionalmente, frente a eventuales novedades, serán efectivas para “defender” el nombre comercial, estas pruebas podrán ser facturas, publicidad, entre otros documentos.

Así púes, los requisitos para realizar el depósito del nombre comercial ante la SIC son los siguientes:

a. La denominación del nombre comercial.

b. La descripción detallada de las actividades comerciales que se realizan bajo el nombre comercial.

c. Poder de abogado.

Finalmente, y a modo de conclusión, las características del nombre comercial son:

  1. El derecho sobre el nombre comercial se genera con su uso. Lo anterior quiere decir que el depósito del nombre comercial en la SIC no es constitutivo de derechos sobre el mismo.
  2. De lo anterior se deriva que quien alegue derechos sobre el nombre comercial deberá probar su uso real y efectivo.
  3. Que quien alegue y pruebe el uso real y efectivo de un nombre comercial con anterioridad a la solicitud de registro de un signo idéntico o similar, podrá oponerse a dicha solicitud si su uso pudiera inducir al público consumidor a error.
  4. Finalmente, toda vez que el nombre comercial está ligado intrínsicamente a su uso, el derecho sobre el mismo cesa cuando su uso no es continuo, real y público.

Por: Laura Silva Barrera – Consultora de Servicios Legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *