¿QUÉ ES EL DERECHO DE PREFERENCIA EN UNA SOCIEDAD COMERCIAL?

Es común que al interior de una empresa se hable del derecho de preferencia, en ese sentido, este derecho hace referencia a que, al momento de vender las acciones de una compañía, estas deben ser ofrecidas en primer lugar a una o varias personas dentro de la misma sociedad, para que así, si estas desean adquirirlas lo hagan antes de ser ofrecidas a terceros.

Ahora, este derecho de preferencia tiene aplicación, como se mencionó anteriormente, cuando un socio toma la decisión de vender sus acciones, dando así la preferencia de compra a los demás socios. Así pues, está figura es de obligatorio cumplimiento para el vendedor, siempre que esto se haya establecido de manera previa en los estatutos de la sociedad.

Sin perjuicio de lo anterior, para los demás socios no es obligatoria la compra de las acciones que están en venta, caso en el cual dichas acciones podrán ser ofrecidas a terceros y, por ende, compradas.

Por otro lado, puede presentarse que varios socios quieran adquirir las acciones, en ese sentido, el oficio 220-64120 de 2006 expedido por la Superintendencia de Sociedades, señaló:

“La forma como las acciones en venta se distribuyen entre los accionistas destinatarios de la oferta, se rige por lo que esté pactado en los estatutos, y generalmente depende en principio de cuántos sean los que hayan aceptado la oferta y cuántas las acciones por vender”. 

Así pues:

  • Si solo un accionista desea adquirirlas, a esté le serán transferidas.
  • Si son varios los aceptantes y no existe estipulación estatutaria al respecto, las acciones se reparten entre ellos, a prorrata de las que cada uno posea, asignándoles el número entero de acciones que les corresponda según dicha proporcionalidad, toda vez que no es posible transferir fracciones de acciones
  • Si por ser numerosos los aceptantes y reducido el número de acciones ofrecidas, no se alcanza a satisfacer la demanda, ésta se atiende hasta donde lo permita la cantidad de acciones ofrecidas y, se considera terminada la oferta para los accionistas que acepten cuando aquella se haya agotado, aplicando lo previsto en el artículo 849 del Código de Comercio establece.

Finalmente, es importante resaltar la importancia de la revisión previa de los estatutos de la sociedad frente a cualquier compra o venta de acciones, para así tener la certeza de la existencia o no del derecho de preferencia y, en ese sentido, respetar el mismo.

Por: Laura Silva Barrera – Consultora de Servicios Legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba