PRELACIÓN-DE-CRÉDITOS

PRELACIÓN DE CRÉDITOS

Como primera medida, y respecto a la prelación de créditos, es pertinente poner de presente que, al momento de efectuar retenciones y descuentos sobre acreencias laborales a los trabajadores en vigencia del contrato de trabajo, los mismos se deben realizar obrando en aplicación de lo previsto por los artículos 59 (núm. 1º), 149, 150, 154, 155, y 156 del C.S.T., el artículo 411 del Código Civil, el artículo 144 de la Ley 79 de 1988 y el artículo 9 de la Ley 1391 de 2010, es el siguiente:

  • En primer lugar, deben efectuarse los descuentos o retenciones obligatorios en virtud de la Ley, tales como aportes a seguridad social, parafiscales o retención en la fuente, los cuales se efectúan en los montos previstos por la normatividad vigente.

 

  • Segundo, luego de efectuados los descuentos ordenados por la Ley deben efectuarse los descuentos por embargos ordenados en un proceso ejecutivo de alimentos, los cuales pueden efectuarse hasta en un monto equivalente al 50% del salario y sin afectar el equivalente al salario mínimo legal mensual vigente, de conformidad con lo previsto por los artículos 59 y 156 del C.S.T., en concordancia con el artículo 411 del Código Civil.

 

  • En tercer lugar, deberán efectuarse los descuentos autorizados por el trabajador por créditos adquiridos con entidades del sector solidario como cooperativas (siendo éstas las únicas entidades que podrán ordenar una retención de hasta el 50% del salario del trabajador luego de los descuentos descritos en los numerales anteriores), o fondos de empleados, de acuerdo con lo que establecen el artículo 144 de la Ley 79 de 1988 y el artículo 9 de la Ley 1391 de 2010.

 

  • En cuarto lugar, se realizarán los descuentos o retenciones ordenados por un Juez o una autoridad competente con función jurisdiccional para tal efecto, en los términos previstos por la orden proferida, teniendo en cuenta que no podrán superar la quinta parte de lo que exceda el salario mínimo, ni afectar el equivalente al salario mínimo legal mensual vigente.

 

  • Por último, podrán efectuarse los descuentos voluntarios autorizados expresamente y en forma escrita para cada caso concreto por el trabajador sobre su salario, sin existir un límite particular al respecto, advirtiendo que, si el trabajador lo autoriza expresamente, podrán efectuarse descuentos respecto de la prima legal de servicios o los intereses sobre las cesantías en los momentos respectivos de pago.

 

Finalmente, tanto la prelación como los limites manifestados en cada escenario deberá considerarse siempre que la Empresa vaya a realizar algún tipo de descuento a sus empleadores, adicionalmente, previo a dicho descuento, deberá analizarse la documentación respectiva, con la finalidad de conocer las particularidades del mismo.

 

Por: Laura Silva Barrera – Consultora de Servicios Legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *