IMPUESTOS DIRECTOS E INDIRECTOS

Los impuestos son esos pagos que como ciudadanos debemos realizar al Gobierno, sin que esto se traduzca en que se debe recibir una contraprestación por ello, es por esto, que el pago de impuestos es uno de los ingresos más importantes para el país y su financiación.

Ahora, los impuestos pueden clasificarse de diversas formas, la más conocida es la que clasifica los impuestos entre directos e indirectos, donde su diferencia radica en la base sobre la que se aplican.

Así pues, los impuestos directos o personales como también son conocidos como aquellos que gravan el patrimonio o la renta de las personas con independencia de su destinación; algunos ejemplos de estos impuestos son:

  • Impuestos a la renta.
  • Impuesto predial.
  • Vehículos.

De esta manera, en una misma persona puede coincidir el sujeto pasivo y el sujeto económico, es decir, quien tiene la obligación de pagar el impuesto, es la misma persona que tiene la obligación de declararlo. Es por ello, que el contribuyente está identificado de manera individual, así como su capacidad de pago, permitiendo la implementación de la progresividad tributaria, pues a ingresos o patrimonios más altos, tarifas más altas.

Ahora, los impuestos indirectos gravan las transacciones o actividades que las personas realizan, algunos ejemplos son:

  • Impuesto Sobre Las Ventas (IVA).
  • Impuesto al Consumo.
  • Aranceles.

Así pues, contrario al impuesto directo, en el indirecto el responsable del impuesto en una persona distinta al sujeto económico, claro ejemplo el IVA, una persona es quién efectivamente lo paga, que es el consumidor final y otra persona es quién lo declara.

Por otro lado, esta clase de impuestos es regresiva, es decir, no tiene en cuenta la capacidad económica de la persona que lo paga, simplemente están establecidos de manera general, independientemente los ingresos y el patrimonio de quien lo paga; es por ello, que este impuesto genera algunas inconformidades, toda vez que no todas las personas tienen en mismo poder adquisitivo y, aun así, deben pagar el mismo porcentaje.

Así pues, como ciudadanos y/o emprendedores, es relevante conocer qué tipo de impuestos estamos pagando y esto cómo podría afectar y/o beneficiar eventualmente nuestros intereses económicos.

Por: Laura Silva Barrera – Consultora de Servicios Legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba