Efectos tributarios del método de participación

Efectos tributarios del método de participación

El artículo 272 del Estatuto Tributario señala el valor patrimonial de las acciones, aportes y demás derechos en sociedades, de la siguiente manera:

Las acciones y derechos sociales en cualquier clase de sociedades o entidades deben ser declarados por su costo fiscal, cuando haya lugar a ello.

Para los contribuyentes obligados a utilizar sistemas especiales de valoración de inversiones, de acuerdo con las disposiciones expedidas al respecto por las entidades de control, el valor patrimonial será el que resulte de la aplicación de tales mecanismos de valoración.”

De la norma transcrita se infiere que el contribuyente tiene dos opciones para declarar las acciones poseídas en una sociedad.

La primera es por su costo fiscal, la segunda opción está dada para los contribuyentes obligados a utilizar sistemas especiales de valoración de inversiones, en cuyo caso, el valor patrimonial será el que resulte de la aplicación de tales mecanismos de valoración.

Para nuestro caso en particular, es menester aclarar si el método de participación patrimonial es un sistema especial de valoración de inversiones, con el fin de establecer si el mismo hará o no parte del valor por el cual deben ser declaradas las acciones.

La DIAN mediante el concepto No. 029461 de marzo de 2008 señaló lo siguiente “Este despacho ha sostenido reiteradamente (Conceptos 041336 de 1997, 002382 de 1998 y 047427 de 1999), con base en el análisis de la Circular Conjunta Nro. 009 Y 13 del 17 de noviembre de 1996, emitida por la Superintendencia de Sociedades y la Superintendencia de Valores, que el método de participación patrimonial es un verdadero sistema de valoración de inversiones aceptable fiscalmente, al tenor del artículo 272 del Estatuto Tributario, para la determinación del valor patrimonial de las inversiones, para los contribuyentes obligados a utilizarlo de acuerdo con las disposiciones expedidas al respecto por las entidades de control.

No obstante, es necesario replantear esta tesis a la luz de los pronunciamientos emitidos por dichas superintendencias al resolver sendas consultas formuladas por la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), según los cuales el Método de Participación Patrimonial es un método de contabilización mas no un sistema especial de valoración.

En efecto, en oficio No. 2002-01-059630 del 2 de mayo de 2002, suscrito por la Superintendente Delegada para Inspección, Vigilancia y Control, la Superintendencia de Sociedades concluye que la circular conjunta establece reglas generales que se transforman en un procedimiento contable para registrar las inversiones en subordinadas por parte de la matriz o controlante, de tal manera que en ningún caso su objetivo es el de imponer un sistema de valoración especial para este tipo de inversiones.

En la misma dirección, en oficio Nro. 20033-905 del 17 de mayo de 2002, suscrito por la Superintendente Delegada para 2Emisores , la superintendencia de Valores (hoy Superintendencia Financiera de Colombia), concluye con fundamento en la Norma Internacional de Contabilidad Nro. 28 y en la Circular Externa Nro. 11 de 1998, que el Método de Participación Patrimonial es un procedimiento contable que cumple con las características propias de un método de contabilización y además aclare que los métodos de contabilización y de valuación son dos aspectos diferentes propios de la ciencia contable.

(…)

Recapitulando, el Método de Participación Patrimonial no es un sistema especial de valoración de inversiones para efectos de lo previsto en el inciso segundo del artículo 272 del Estatuto Tributario (…)”

En consonancia con lo anterior, la Administración Tributaria mediante el concepto No. 048359 de junio de 2009 manifestó:

“(…) se concluyó con fundamento en los pronunciamientos de la Superintendencia de Sociedades, y de la Superintendencia de Valores (hoy Superintendencia Financiera de Colombia), que el método de participación patrimonial no es un sistema de valoración de inversiones para efectos de lo previsto en el inciso segundo del artículo 272 del Estatuto TributarioEn consecuencia, el registro de las inversiones en subordinadas por dicho método de contabilización no tiene incidencia tributaria y por sustracción de materia, no resulta aplicable el decreto 2336 de 1995, que reglamenta expresamente el citado artículo 272.”

En virtud de lo señalado, se concluye que el método de participación patrimonial no es un mecanismo especial de valoración de inversiones, por tal motivo, el valor registrado en la contabilidad como mayor o menor valor de la inversión producto de la aplicación de dicho método, no hará parte del valor patrimonial fiscal de las acciones, ni el ingreso será gravado (numeral 4 del artículo 28 del E.T.), ni el gasto podrá tratarse como deducción (numeral 2 del artículo 105 del E.T.). 

Por: Diego Sanabria – Socio Director.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *