Diferencia entre concurrencia y coexistencia de contratos laborales

Es frecuente que cuando nos hablan de concurrencia o coexistencia de contratos dentro de una relación laboral, no conozcamos con claridad que significa cada concepto y, por ende, se puede incurrir en algún tipo de prohibición pactada por las partes.

En ese sentido, el concepto de concurrencia de contratos regulado en el artículo 25 del Código Sustantivo del Trabajo, se da cuando entre el mismo empleador y trabajador concurren contratos diferentes al laboral, realizando así varios, pero conservando cada uno de manera individual su identidad.

Así pues, aunque cada contrato este en concurrencia con otro, como se mencionó anteriormente ninguno pierde su naturaleza, siendo aplicables a cada uno de manera individual todas las normas del Código Sustantivo del Trabajo, así como los derechos como trabajador.

Por otro lado, la coexistencia de contratos se encuentra regulada en el artículo 26 del Código Sustantivo del Trabajo, el cual hace alusión a la facultad de un mismo trabajador para celebrar contratos de trabajo con dos o más empleadores, salvo que se haya pactado la exclusividad de servicios a favor de uno solo.

Es decir que, si los extremos de la relación laboral no acordaron exclusividad, es viable laborar para más de dos empleadores, lo que ya dependerá tanto de la disponibilidad del empleado como de los requerimientos y características propias de cada empleo. Es por esto, que la coexistencia se presenta en su mayoría cuando se trabaja medio tiempo.

Finalmente, de cara a los aportes en seguridad social de los trabajadores que tienen varios contratos, el artículo 5 de la Ley 797 de 2003, establece:

En aquellos casos en los cuales el afiliado perciba salario de dos o más empleadores, o ingresos como trabajador independiente o por prestación de servicios como contratista, en un mismo período de tiempo, las cotizaciones correspondientes serán efectuadas en forma proporcional al salario, o ingreso devengado de cada uno de ellos, y estas se acumularán para todos los efectos de esta ley sin exceder el tope legal. Para estos efectos, será necesario que las cotizaciones al sistema de salud se hagan sobre la misma base».

Así las cosas, cada empleador deberá cancelar los aportes en salud de su trabajador, el cual se realizará de manera conjunta: es decir, si un trabajador labora en tres empresas distintas y en cada una devenga un salario de dos millones de pesos, cada empleador deberá pagar el aporte correspondiente a este salario (8,5% en salud, 12% en pensión y riesgos laborales según el nivel de riesgo) al igual que el trabajador (4% en salud, 4% en pensiones y riesgos laborales según su riesgo y tipo de contrato). De igual forma se pueden acumular los salarios y extraer el porcentaje de cotización de los seis millones que devenga el trabajador en el caso concreto. Lo anterior aplica tanto para trabajadores dependientes como independientes.

Por: Laura Silva Barrera – Consultora de Servicios Legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba