Causal-de-disolución-por-incumplimiento-de-la-hipótesis-de-negocio-en-marcha

Causal de disolución por incumplimiento de la hipótesis de negocio en marcha

En fecha 31 de diciembre de 2020, el presidente de la República sancionó la Ley 2069 de 2020, buscando que con dicha norma se impulsara el emprendimiento en el país, dada la situación económica, ecológica y social que a la fecha se presenta; así pues, en términos generales la ley en mención tiene como finalidad que las empresas, en especial pequeñas empresas, sean sostenibles, se consoliden y crezcan pese a los efectos generados por la pandemia.

En ese sentido, está ley adoptó algunas medidas, como la referida en el parágrafo segundo (02) del artículo (04), mediante la cual derogó expresamente la causal de disolución por pérdidas, donde quedaban inmersas las sociedades y sucursales de sociedades extranjeras, cuando éstas tuvieran pérdidas que trajeran consigo la reducción del patrimonio por debajo del 50% de su capital.

Ahora, la ley en comento sustituyó la causal mencionada anteriormente (disolución por pérdidas) por una nueva causal consistente en el no cumplimiento de la hipótesis de negocio en marcha al cierre del ejercicio.

Así las cosas, cuando se habla de la hipótesis de negocio en marcha al cierre, se hace referencia a la intención que tiene la Empresa de continuar con el desarrollo de sus operaciones en un futuro previsible, así pues, la Empresa deberá realizar los estados financieros bajo dicho supuesto, el cual debe ser revelado en las notas a los estados financieros, es decir, el de una Empresa en funcionamiento.

De esta manera, la evaluación de la hipótesis de negocio en marcha incluye entre otras las siguientes características:

  • Exposición a la cual se encuentra la sociedad.
  • Análisis financiero, enfocado principalmente en el historial de operaciones rentables, su ocurrencia y posterior permanencia en el tiempo.
  • Facilidad de acceso al crédito.
  • Estudio del flujo de efectivo, evaluando en las fuentes y usos de efectivo.
  • Elaboración y análisis de ratios de liquidez tanto a corto como a largo plazo.

Así pues, las Empresas cuando en sus estados financieros manifiesten la intención de continuar bajo la figura de “Hipótesis de negocio en marcha” y no cumplan con ello, la misma estará inmersa en una causal de disolución, consagrada en la ley 2069.

Finalmente, cuando las sociedades comerciales estén en esta causal de disolución, los administradores deberán abstenerse de realizar operaciones diferentes a las del giro ordinario de los negocios, y convocar de manera inmediata a la Junta de Socios o Asamblea de accionistas para informarles la situación, ya sea porque se evidencien deterioros patrimoniales o riesgos de insolvencia, de manera que puedan tomar las decisiones conducentes a la continuidad o liquidación de la sociedad, lo anterior, so pena que por la situación y determinaciones a tomar se responda solidariamente por los perjuicios que se causen a los asociados y/o a terceros por el incumplimiento

Por: Laura Silva Barrera – Consultora de Servicios Legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *