Ampliación licencia de paternidad, licencia compartida y licencia flexible

En nuestro país el tema referente al poco tiempo que se le otorgaba a los padres por concepto de “licencia de paternidad” fue generador de inconformidades, toda vez que el tiempo otorgado era de 8 días, tiempo en el cual el padre podía compartir muy poco con su hijo recién nacido.

Por ello, el Senado aprobó en el último debate el proyecto de Ley sobre la ampliación de está licencia con la finalidad de garantizar un tiempo más prolongado a los hombres para compartir con sus parejas y bebés.

Así pues, esta ley establece que la licencia de paternidad será de cinco semanas, sin embargo, este cambio será de forma progresiva, lo cual dependerá de la reducción del desempleo estructural, donde por cada punto porcentual que baje, se añadirá una semana, hasta que finalmente se llegue a las cinco.

Por otro lado, esta ley trae consigo otros cambios de gran relevancia, en la medida que estableció las siguientes figuras:

a. Licencia compartida

Es la posibilidad que la madre comparta su tiempo de licencia, donde máximo se podrá ceder seis de las 18 semanas de licencia. Esta licencia compartida, debe ser remunerada con base en el salario de quien efectivamente la esté disfrutando, por ende, estará a cargo de su respectivo empleador.

Ahora, para que esto sea posible, el padre no podrá contar con antecedentes de violencia doméstica, pues de ser así, no podrá acceder a este beneficio.

b. Licencia flexible

Permite que las licencias tanto del padre como de la madre sean más extensas; para esto, se deberá pactar con el empleador jornadas de trabajo de medio tiempo, las cuales de desarrollarán desde casa, generado que la licencia se duplique.

Sin embargo, esto solo podrá realizarse desde la semana 13 de la madre y desde la semana 2 del padre.

Finalmente, es importante mencionar que los beneficios anteriormente mencionados aplican a trabajadores por prestación de servicios, como a empleados vinculados por contrato laboral, adicionalmente, se aplicará de igual manera para uniones de hecho, matrimonios convencionales y padres adoptivos.

Por: Laura Silva Barrera – Consultora de Servicios Legales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba