Alternativas frente a los trabajadores que presenten morbilidades

Alternativas frente a los trabajadores que presenten morbilidades

En fecha 05 de abril de 2020, el Ministerio de Salud mediante el Boletín de Prensa N. 126 de 2020, manifestó:

“Los riesgos no simplemente afectan a las personas mayores de 70, también a personas que presenten enfermedades como diabetes, hipertensión, dislipidemias, problemas de obesidad, falla cardíaca, enfermedades autoinmunes y otras patologías, es vital para su seguridad y por eso los invitamos a quedarse en casa.

Las personas con patología de base controlada y riesgo bajo, así como los que tienen patología de base no controlada o presentan riesgo medio o alto están definidos como grupos prioritarios para recibir la atención en salud de manera telefónica, virtual y domiciliaria”

Así las cosas, se evidenció que con la intención de proteger a las personas más vulnerables al contagio de COVID-19, en este caso personas con afecciones en su salud y dar cumplimiento a lo manifestado por el Ministerio de Salud, los empleadores deberán analizar qué personal presenta alguna de las enfermedades comunicadas por el Ministerio, las cuales se encuentren debidamente certificadas y, en ese sentido, dentro de lo posible evitar que los trabajadores se presenten al trabajo, por lo que las Compañías cuentan con algunas de estas alternativas para dicho fin:

  •  Teletrabajo (o diferentes esquemas que permitan el trabajo en casa, como el Home Office, en caso de que el cargo y sus funciones lo permitan).

 

  • Vacaciones: Posibilidad de salir a disfrutar en tiempo días de vacaciones (situación que si bien debe ser remunerada podrá disminuir un pasivo laboral). Estas pueden concederse mediante acuerdo con el trabajador. Ahora bien, conforme al Decreto 488 de fecha 27 de marzo de 2020, se estableció que el otorgamiento de las vacaciones se podrá comunicar hasta con un (01) día de anticipación a la fecha de inicio de disfrute de estas.

 

  • Licencias remuneradas: Al respecto, es pertinente indicar que el numeral 4° del artículo 51 del C.S.T. establece que las licencias o permisos otorgados por el empleador a los trabajadores suspenden el contrato de trabajo. De manera que, es conforme a esta disposición que debe suscribirse un acuerdo de licencia remunerada mediante el cual, por mutuo acuerdo entre las partes, se deje constancia de dicha suspensión y los términos en la que la misma se realiza, pudiendo reconocer el pago a título salarial o no salarial.

 

  • Licencias no remuneradas. Frente a esta opción nos permitimos manifestar que conforme a la circular 0027 de marzo de 2020, el Ministerio del Trabajo puso de presente que: “No es permitido obligar a los trabajadores a solicitar y acceder a tomar licencias no remuneradas, so pretexto de mantener el empleo, pues dicha práctica, además de ser ilegal, afecta dolorosamente la vida del trabajador y su familia, al no poder contar con ingresos suficientes para atender la crisis”

En ese sentido, para que la alternativa de la licencia no remunerada sea válida deberá ser acordada con cada trabajador, donde se deje claramente establecida la voluntad del empleado de acceder a esta alternativa, en donde la Empresa no ejerza ningún tipo de coacción sobre el trabajador.

 

Adicionalmente, esta licencia debe ser de mutuo acuerdo, pues de ser unilateral, se entenderá la aplicación del artículo 140 del C.S.T., esto es, que la no prestación del servicio obedece a la culpa o disposición del empleador, caso en el cual la Empresa estaría obligada a reconocer salarios y demás acreencias laborales.

Por otro lado, la Resolución 000666 de 2020, del Ministerio de Salud y Protección Social consagró el protocolo general de bioseguridad para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo de la pandemia, en ese sentido, si por naturaleza de la función u otras circunstancias, no es posible la aplicación de alguna de las alternativas mencionadas anteriormente, dichos trabajadores podrán prestar sus servicios de forma presencial, donde el empleador deberá garantizar el cumplimiento a cabalidad de las medidas de seguridad de cara al sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Ahora, la medida a utilizar con cada trabajador deberá ser analizada de manera particular, teniendo en cuenta las funciones que puedan o no desarrollarse desde casa.

Finalmente, es preciso señalar que, frente a igualdad de cargo, funciones y condiciones laborales, no se podrán optar por alternativas distintas, que no se encuentren soportadas de forma objetiva, pues esto podrá generar eventuales reclamaciones por parte de los empleados por un trato desigual.

Por: Laura Silva Barrera – Consultora de Servicios Legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *